LOS ENIGMAS DEL DÍA DE MUERTOS EN LA MIRADA DE TINO

MARZO.13.2017

Constantino Ruiz Bautista es originario de la ciudad de Oaxaca. Es licenciado en informática y trabaja en una dependencia del gobierno en el área de sistemas. Su gran pasión es la fotografía y cada día se esmera en mejorar su trabajo en el que podemos apreciar las tradiciones, cultura y personas que viven en el bello estado de Oaxaca.

Como muchos de los fotógrafos de generaciones actuales, comenzó tomando fotos desde su celular y fue hasta noviembre de 2014 que compró su cámara profesional. En enero de 2015 toma su primer taller y desde entonces, se interesa por aprender nuevas técnicas y hacer un mejor trabajo. Su fotografía se empezó a dar a conocer en Instagram, red social en la que se le conoce como @enigmatino. Sus fotografías se caracterizan por los grandes colores que reflejan a la gente de Oaxaca, sus trajes típicos, fiestas, gastronomía y música. Con cada una de ellas, Tino nos transporta a esos grandes lugares y nos hace querer visitarlos.

Una de las tradiciones que más le gustan a Tino son las festividades del Día de Muertos, de las cuales tiene grandes recuerdos de su infancia. Su madrina lo llevaba al viejo panteón de Xoxocotlán (localidad que se encuentra a unos 30 minutos del centro de la ciudad de Oaxaca), para conmemorar estas fechas en un ambiente que mezcla las noches de luces, el olor a la flor de cempasúchil y el frío, con momentos de gran calidez debido a las velas de las sepulturas.

En 2015 y 2016, recorrió diferentes panteones para apreciar esta tradición de manera distinta. El panteón general y sus nichos iluminados, dan una sensación de nostalgia cuando miras las paredes al infinito y las sombras parecen moverse de un lugar a otro, como si fueran almas que vienen a visitarnos. Los panteones de Xoxocotlán, que albergan a propios y extraños en las tumbas iluminadas y adornadas por los familiares, ofrecen una velada donde no hay cabida para la tristeza ni el llanto, sino todo lo contrario. Es una noche donde toda la familia se reúne alrededor de las sepulturas para convivir y recordar a esa persona especial que se nos adelantó en el camino. Mientras tanto, el sereno cae sobre uno y, por último, el panteón Atzompa, un lugar lleno de luz, donde tiene sentido la frase “polvo eres y en polvo te convertirás”. Aquí respirarás tranquilidad y los sentimientos se fundirán con la gran cantidad de veladoras que están colocadas sobre las sepulturas. Es un lugar donde no necesitas decir nada, simplemente debes dejarte maravillar por poder tener el privilegio de estar en un lugar así, tanto en esta vida como en la otra. Sin lugar a dudas, una gran experiencia que se tiene que vivir en carne propia.

Todo es más bonito cuando compartimos

Derechos Reservados© Los enigmas del Día de Muertos en la mirada de Tino® 2019. Producido por Mexicoexquisito® 2019