MEXICOLATE, CACAO NATIVO

El chocolate se degusta con los ojos cerrados, para que su aroma impregne el alma, aflore el sentimiento y abra el corazón.

FEBRERO.20.2017

En la población costera de San Francisco, Nayarit, nace Mexicolate, un proyecto que busca compartir la importancia del cacao mexicano: árbol, fruto, historia, energía y medicina. Héctor Jesús, uno de los fundadores, recuerda la primera experiencia que tuvo con esta semilla milenaria: “En uno de nuestros viajes a Chiapas, nos resguardábamos de la lluvia en una casa, donde una mujer de la familia comenzó a tostar cacao, lo llevó al molino y preparó la pasta que serviría para elaborar después el 'xocolatl'. Entre aromas, charlas y paisajes tropicales conocí el espíritu del cacao. Así surgió la idea de traerlo a la costa oeste, enseñar su valor cultural junto con las propiedades que ofrece este y sus derivados”. El conocimiento que obtuvo de los productores chiapanecos (quienes ya llevan ocho generaciones cultivándolo), lo inspiró a crear esta marca.

Compartimos desde nuestro corazón la magia del verdadero sabor.

Parte de la filosofía de Mexicolate es difundir el valor del cacao como alimento delicioso, medicinal y sagrado. La semilla proviene de Real del Soconusco (una región ubicada al sur del estado de Chiapas), la cual es tostada por mujeres locales de San Pancho. Después se muele junto con ingredientes naturales como canela y miel, obteniendo así la pasta para el chocolate que contiene un 70 % de cacao. Con la semilla tostada, preparan una refrescante bebida que va muy bien con el clima tropical (solo se le agrega canela, vainilla, coco, cardamomo y un toque de piloncillo para endulzar). Para los que prefieren los tónicos calientes, tienen su propia versión del espresso llamado Love Shot, el cual contiene 3 gramos de cacao y pimienta cayena, ¡un shot de pura energía! Las semillas tostadas no solo se disfrutan en estas bebidas, también pueden ser usadas en ensaladas, frutas o licuados.

¡El chile chipotle o el habanero en chocolates! Puedes pensar que es una extraña combinación, pero no es así. Nuestros antepasados solían beber chocolate a base de agua, endulzado con miel y condimentado con chiles y/o especias. Las combinaciones de texturas y sabores en los chocolates que Mexicolate nos trae son espectaculares. Tienen 30 ingredientes diferentes para mezclar. También preparan repostería vegana utilizando harina y manteca de cacao, incluyendo galletas, brownies y mousse.

Aprovechar al máximo el cacao

Diversos estudios revelan que la manteca de cacao es fuente de vitamina E, antioxidantes, vitaminas y minerales. Gracias a estas bondades, se crea la “Flor de Cacao”, una línea de cosméticos y productos para el cuidado de la piel: bálsamos, cremas humectantes, mascarillas combinadas con miel e incluso con avellanas, que elaboran en conjunto con un grupo de mujeres jóvenes del centro comunitario EntreAmigos, donde parte de la venta se destina a apoyar los estudios de estas chicas. Sin duda, una gran labor de cadena sostenible.

Medicina para el corazón

Con una sonrisa pícara en su rostro, Héctor nos comenta que el chocolate es para conquistar, perdonar y olvidar; ya que ha sido fuertemente ligado con las cuestiones amorosas y ¡vaya que tiene su historia! El emperador Moctezuma consumía el ‘agua amarga’ una bebida mezclada con chile, especias y almendras de cacao tostadas y molidas durante las ceremonias. Era utilizado como reconstituyente y tónico afrodisíaco. Por su parte, los mayas tomaban juntos el chocolate para hablar desde el corazón y crear relaciones duraderas con las comunidades que visitaban.

En las bodas, se les ofrecía un trozo a los novios para simbolizar lo dulce y amargo que existe en una relación. Entonces, pues, el chocolate se ha convertido en sinónimo de amor no solo debido a sus ritos ceremoniales, sino también por sus propiedades e influencia positiva sobre el estado anímico general. Uno de los principales trabajos del cacao es desinflamar las arterias y las venas para que la sangre circule más rápido y llegue al corazón, esto nos provee oxigenación (por lo que también es uno de los mejores antioxidantes). Cuando tenemos más oxígeno, nuestro cerebro funciona mejor y por consiguiente tenemos más energía, producimos más dopaminas y endorfinas, las cuales son las causantes de la felicidad y el placer.

Comparte con amor cacao mexicano.

Al parecer, la costumbre de regalar chocolates en días como San Valentín, tiene su gran lógica si lo vemos desde esta perspectiva; así que una buena dosis de chocolate será un excelente regalo, siempre y cuando sea puro, libre de azúcares y leche, ya que el efecto quizá no sería el mismo.

Todo es más bonito cuando compartimos

Derechos Reservados© Mexicolate, cacao nativo® 2019. Producido por Mexicoexquisito® 2019
  • TemaCacao Mexicano
  • FotografíaLivier García
  • LocacionesSan Pancho, Nayarit, México